Transformación del Cumbres Preschool

El Cumbres Preschool está estrenando nuevas instalaciones que ayuden a los niños a crecer en su capacidad de descubrir y explorar, de maravillarse por el mundo y familiarizarse con la ciencia y el arte, la lectura y la actividad física. «Estos espacios nuevos ayudan a desarrollar las habilidades sociales de nuestros chiquitos», comenta Azucena Martínez, directora del Cumbres Preeschool. «Ahí aprenden a compartir, a resolver retos en equipo, a enfrentar conflictos y también a ser creativos en la manera de resolver problemas. Queremos que vayan desarrollando progresivamente su autonomía».

«Tenemos muy claro que el ambiente del colegio, así como la calidad de la instrucción debe buscar desarrollar las habilidades cognitivas, socio-emocionales, psicomotrices e interpersonales de cada niño. Esto tendrá un impacto importante en su futuro desarrollo, incluso más allá de las habilidades estrictamente académicas», comenta nuestro director general, el P. Benjamín Clariond.

La transformación en el Cumbres Preschool no se reduce a la arquitectura o al uso de la tecnología, que serán siempre un medio. Queremos que los niños, a través de una instrucción directa de su maestra los ayuden a entrar en contacto con sus emociones, que aprendan a manejarlas, a concentrarse, a expresarse. Al mismo tiempo, el uso de textos y de la lectura son una plataforma para ir desarrollando la capacidad de contar historias, de adquirir un cierto dominio del lenguaje y también de manifestar su mundo interior.

El nuevo salón de música nos ayudará a una mejor formación musical y a trabajar la inteligencia emocional de los niños. El área de psicomotricidad, que hemos puesto en la entrada, presidida por un árbol, también facilitará la coordinación del movimiento grueso y fino de los niños, el fortalecimiento de sus músculos y la preparación para actividades más complejas, como el mismo proceso de lectoescritura.

Al adoptar de manera más consciente estrategias STEAM en la pedagogía y el aprendizaje a través del juego, queremos que los niños colaboren, hablen en el salón y puedan conversar, también sobre las diferencias y acuerdos que tienen con otros compañeros. Esto nos permite también personalizar el proceso de aprendizaje de cada niño, para que, desde sus habilidades únicas pueda irse convirtiendo cada día en la mejor versión de sí mismo de una manera divertida, llena de entusiasmo y creatividad en un ambiente seguro, de acompañamiento y de apoyo para que desarrollen su autonomía en el ritmo de cada alumno.

Ver galería.

Comments are closed.